Los Fiordos Noruegos II

Dejando atrás Rogaland y Hordaland, llegamos a Song og Fjordane. Se dice que esta región es la más “auténtica” de todas las que componen el área de los fiordos porque en ella está el fiordo Sognefjorden, el más profundo y largo del mundo, con sus 1308 y 204 metros respectivamente. De hecho, deja dividida literalmente la provincia por la mitad.

Sognefjorden

Donde acaba el Sognefjorden, comienzan los glaciares. El más famoso es el Jostedalsbreen, el mayor de Europa en tierra firme y que se configura en Parque Nacional. Otro parque nacional famoso es el de Jotunheimen.
Además del Sognefjord, son muy conocidos el Nærøyfjord, Patrimonio de la Humanidad, Fjærlandsfjord y Lusterfjord.
Otro Patrimonio de la Humanidad es la Iglesia Medieval de madera de Urnes Stavkyrkjer, del siglo XII. También son de madera las de Borgund, Hopperstad, Kaupanger y Undredal, todas del mismo siglo. En este conjunto de iglesias están las más antiguas del país.

Iglesia de Hopperstad

En Sunnfjord se encuentra “El país de las cascadas“, un área con más de 50 saltos, que se pueden visitar a través de 20 km. de sendero.
En esta zona están las carreteras de Sognefjell y Strynefjell, catalogadas como Carreteras Turísticas Nacionales por la belleza de su recorrido.

Es interesante también tomar el Ferrocarril de Flåm, que asciende 900 metros desde el fiordo a las montañas altas a través de impresionantes paisajes.

La región más al norte es la de Møre og Romsdal. Su punto de mayor interés es el fiordo Geirangerfjord, que es Patrimonio de la Humanidad y uno de los más visitados del país.

geirangerfjorden

La espectacular Trollveggen (pared del troll), coronada por las Trolltindene (picos de los trolls), es la ladera vertical más alta de Europa. Es posible subir en coche a través de la Trollstigen (escalera del troll).

Otros atractivos de la zona son Ørnevegen (carretera del águila) y las cascadas de Syv Søstre (Siete hermanas).

Alesund

La ciudad de Ålesund, que fue elegida ciudad más bella de Noruega por los propios noruegos, es una localidad única por su arquitectura de estilo modernista exclusivamente. La razón de esta uniformidad es que un incendio la quemó por completo en 1904 y fue reconstruida siguiendo los cánones arquitectónicos de la época.

Molde es conocida como la ciudad de las rosas. Tiene unas fantásticas vistas al fiordo.

Kristiansund, más al norte, se caracteriza por su bacalao y por la ópera.
Entre Molde y Kristiansund se puede circular por la Carretera del Atlántico, que va de islote en islote de una ciudad a otra.

Carretera del Atlántico

En Noruega el transporte público está muy extendido. Prácticamente se puede llegar a cualquier sitio utilizándolo, por lo que es una buena opción para visitar los fiordos, ya sea en autobús, barco, ferry o ferrocarril.
Respecto al alojamiento, es posible hospedarse en cabañas, granjas y albergues de montaña, además, claro está de hoteles.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *