Tréveris, la ciudad más antigua de Alemania

Si buscamos una ciudad que sea Patrimonio de la Humanidad, que haya sido capital del Imperio Romano de Occidente y que haya visto nacer a un personaje de relevancia mundial como Karl Marx y a un santo (San Ambrosio), esa es Tréveris, conocida como la ciudad más antigua de Alemania.

Porta Nigra

Tréveris fue fundada por Augusto en el siglo 16 a.C. y recibió el nombre de Augusta Treverorum.
En los siglos que transcurrieron desde sus inicios hasta el siglo V, tuvo momentos de gran esplendor en los que llegó a ser conocida como la “segunda Roma” y fue una de las capitales que tuvo el Imperio Romano de Occidente.

 

Clara muestra de los días gloriosos de ciudad romana son el Anfiteatro, las Termas imperiales, el puente romano, la Basílica de Constantino o Aula Palatina y la Porta Nigra. Esta última, que es conocida por los habitantes de Tréveris simplemente como Porta, es el símbolo de la ciudad.
Estos monumentos, junto con la Catedral de San Pedro, considerada la más antigua de Alemania, y la Catedral de Nuestra Señora, están incluidos en la lista de Monumentos romanos de Tréveris declarados Patrimonio de la Humanidad.

Termas imperiales

La Catedral de San Pedro, principal templo de la ciudad, alberga la Túnica Sagrada de Jesucristo, llevada desde Tierra Santa por Santa Elena, madre de Constantino. La historia dice que esta fue la última ropa que vistió Jesucristo antes de ser crucificado y que, según el Evangelio de San Juan, fue sorteada entre los soldados romanos que lo llevaron a la Cruz.

Catedral de Tréveris

La Edad Media en Tréveris estuvo muy ligada a la iglesia. En el siglo VI la ciudad se convirtió en arzobispado. En siglos posteriores los arzobispos fueron acumulando cada vez más poder, hasta que en el siglo XII empezaron a formar parte del Consejo de Electores del Sacro Imperio Romano Germánico, un selecto grupo de gobernantes que tenían el poder de elegir al emperador.
Este privilegio duró hasta que, a raiz de las Guerras revolucionarias francesas, el Consejo fue disuelto a finales del siglo XVIII.
De toda esa época quedan numerosos vestigios en la ciudad: Haupmarkt, donde se encontraba el mercado, y que es hoy una bonita plaza, la Iglesia de St. Gangolf, la Marktkreuz, que es la cruz del mercado, la fuente Petrusbrunnen, la Casa de los Reyes Magos, la Casa Roja o el edificio Steipe.

Edificio Steipe

En 1818 nació en Tréveris el que es, sin duda, su ciudadano más conocido internacionalmente: Karl Marx, filósofo y padre del marxismo. La casa donde nació, en la Brückenstrasse, se puede visitar.

Tréveris tiene un bonito centro histórico, pero hay muchas otras cosas que ver y hacer. Desde visitar los bellos alrededores a realizar un crucero fluvial por el río Mosela, sin olvidarse de probar la gastronomía de la zona acompañada de un buen vino con denominación de origen Mosela-Sarre-Ruwer. El mejor momento, durante el Festival del Vino y del Gourmet, que se celebra cada año durante un mes.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *